FANDOM


Icono Colmillo.svg

La Batalla del Paso de Jolvaine es considerada el enfrentamiento que decidió el devenir de la Guerra del Segundo Dragón, ocurrida más de mil años antes de los eventos narrados en las novelas principales. Transcurrió en la primavera de 943 AL y en ella se enfrentaron las tropas comandadas por el falso Dragón Guaire Amalasan contra los soldados dirigidos por el rey Artur Paendrag Tanreall de Shandalle, ya por entonces conocido como Artur Hawkwing (Ala de Halcón) por la gran velocidad con la que podía desplazar su ejército.

Antecedentes Editar

En 939 AL, mientras las Tierras Occidentales trataban de reponerse de la epidemia de Fiebre Negra que había asolado el continente, en el reino de Darmovan apareció un hombre capaz de encauzar el Poder Único con notable fuerza llamado Guaire Amalasan. Después de proclamarse el Dragón Renacido, congregó bajo su bandera a un gran número de seguidores a los que llamó Hijos del Dragón y con ellos emprendió la invasión de todos los reinos que separaban a Darmovan de su objetivo: la Ciudadela de Tear, el lugar cuya conquista lo señalaría sin margen de duda como el verdadero Dragón. Sin embargo, el asedio de la Ciudadela se prolongó más de lo previsto debido a la resistencia ofrecida por un grupo de Aes Sedai y Amalasan se dirigió hacia el norte con buena parte de sus hombres para proseguir sus conquistas.

Uno tras otro, todos los reyes y sus ejércitos eran aplastados por Amalasan y los Hijos del Dragón, con una única excepción: el joven monarca Artur Paendrag Tanreall, dirigente del modesto reino de Shandalle, al noreste del continente. Pese a la amplia distancia que separaba Shandalle y de los hombres de Amalasan, Tanreall se percató de inmediato de la gravedad del asunto y ofreció toda su colaboración al resto de reinos, combatiendo en numerosas ocasiones contra el llamado Segundo Dragón. Antes de su encuentro en el Paso de Jolvaine, se sabe que el rey de Shandalle ya se había enfrentado en otras ocasiones a Amalasan y aunque él era el único que parecía resistir frente a él, sus victorias nunca eran lo suficientemente concluyentes como para decidir el transcurso de la guerra.

La batalla Editar

La Batalla del Paso de Jolvaine fue la confrontación decisiva de la Guerra del Segundo Dragón, aunque el choque de las dos fuerzas rivales se produjo de forma inesperada y casi casual. Se cree que Amalasan eligió el paso de Jolvaine para atravesar las Montañas Maraside y llegar lo más rápido posible a Tova, con el objetivo de que abatir a esta nación antes de que enviase refuerzos al vecino Khodomar. Lo que el Segundo Dragón no esperaba era que las tropas del rey de Shandalle, conocido por entonces como Hawkwing, estuviesen tan cerca suyo como para cortarles el paso y además adquirir sobre ellos una importante ventaja estratégica, al tener el accidentado terreno a su favor. El transcurso de los eventos cambió drásticamente cuando los exploradores de Amalasan y los de Hawkwing se divisaron al sur del paso de Jolvaine, cerca de la población de Endersole, haciendo que ambas fuerzas se dirigieran a toda prisa al paso de montañas y se prepararan para la lucha.

Icono Espada.svg

El ejército de Artur Hawkwing estaba compuesto por 23.000 soldados a pie y 12.000 jinetes, en su mayor parte procedentes de Shandalle. La composición exacta de sus fuerzas no está clara, aunque los registros históricos afirman que había algunas tropas procedentes de Tar Valon entre ellas, probablemente protegiendo a las Aes Sedai que viajaban con Hawkwing. Con respecto a Guaire Amalasan y sus Hijos del Dragón, se tiene constancia de que sus efectivos casi doblaban en número a los de Hawkwing, al haber 41.000 hombres de infantería y 26.000 jinetes. No obstante, el terreno era demasiado accidentado y boscoso para que la caballería pudiera desplegarse de forma efectiva, por lo que el Segundo Dragón ordenó desmontar a una importante cantidad de sus seguidores.

Al principio, la curso de la batalla favorecía claramente a Amalasan, si bien Hawkwing reaccionó con su habitual presteza para impedir que sus tropas fueran rodeadas por el enemigo. Al final de aquel día los dos ejércitos habían sufrido cuantiosas bajas, pero el del Segundo Dragón podía asumirlas por su ventaja numérico, al contrario que Hawkwing. A consecuencia de ello, el rey de Shandalle ordenó una retirada ordenada en dirección al paso de Jolvaine para reorganizarse y reponer sus fuerzas. Amalasan no reaccionó ante la partida de su enemigo y le dejó partir para dar tiempo a los suyos a descansar y comenzar la persecución a la mañana siguiente.

Lo que no podía ni imaginarse Guiare Amalasan es que Artur Hawkwing recurriese a una artimaña que contravenía todos los códigos de la época: dividir su ejército en tres y planear un ataque por sorpresa. El joven monarca marchó con su caballería y las Aes Sedai durante toda la noche y dio un rodeo de casi cincuenta millas hasta tener a la vista la retaguardia del ejército de Amalasan. Otro grupo de soldados suyos se dispuso en un frente adicional, de forma que cuando el Segundo Dragón se dirigiera al Paso de Jolvaine tras lo que creía que era un hatajo de soldados desmoralizados y en franca huida se encontró con un contraataque a tres bandas. El pánico cundió entre los Hijos del Dragón y estuvieron a punto de desbandarse, de modo que cuando Amalasan restableció el orden ya había perdido a buena parte de sus hombres.

El golpe de gracia lo dieron Hawkwing y las Aes Sedai justo cuando el Segundo Dragón parecía a punto de reponerse de la sorpresa, ya que se lanzaron directamente hacia donde él se encontraba y, por fin, pudieron hacerle prisionero y escudarle. La captura de Guaire Amalasan, el líder hasta entonces imbatible en que creían tantos miles de personas, fue devastadora para sus hombres, quienes huyeron desbandados. Hawkwing no se concedió ni un instante para dar caza a los Hijos del Dragón y terminar la batalla, sino que inmediatamente él, su caballería y las Aes Sedai emprendieron una desbocada carrera hacia Tar Valon con su valioso prisionero.

Consecuencias Editar

Icono Rueda.svg

Consciente de que cada momento que el falso Dragón estuviera lejos de la Torre Blanca era un enorme peligro, Artur Hawkwing se dirigió a marchas forzadas con los suyos a Tar Valon para que las Aes Sedai pudieran juzgar y amansar a Amalasan de acuerdo con la Ley de la Torre. Dada la acuciante necesidad, el rey de Shandalle ignoró las normas que impedían el paso de ejércitos al territorio de Tar Valon sin solicitar un permiso previo a la Sede Amyrlin y su gesto incurrió en la ira de la orgullosa de Bonwhin Meraighdin. Ella agradeció fríamente a Hawkwing sus esfuerzos por traer la paz al mundo, pero no estuvo tranquila hasta que el monarca se retiró de Tar Valon. Entonces, la Amyrlin castigó severamente a las Aes Sedai que habían viajado con Hawkwing y se ocupó de Amalasan.

La presencia del ejército de Artur Hawkwing resultó ser providencial, ya que los principales generales fieles al Segundo Dragón, Sawyn Maculhene y Elinde Motheneos reunieron a decenas de miles de seguidores en un desesperado intento de rescatar a Amalasan y marcharon a toda prisa a Tar Valon. Hawkwing volvió a hacerse con la victoria y fue considerado un héroe y el auténtico artífice del fin de la desgarradora guerra que ya se había prolongado durante casi cinco años. Esto no impidió que aumentase la inquina de Bonwhin hacia Hawkwing, quien de hecho había salvado la Torre Blanca al enfrentarse a los Hijos del Dragón, y se cree que desde este momento la Sede Amyrlin se valió de su poder para influir sobre otros reinos y ponerlos en contra de Shandalle. Irónicamente, esto no haría más que repercutir en la fama de Artur Hawkwing, quien derrotaría a todos sus enemigos y terminaría forjando un vasto imperio del que sería Rey Supremo en las décadas siguientes.

Resumen Editar

Artur Hawkwing Guaire Amalasan
Integrantes
Líderes destacados
Fuerzas
  • 23.000 soldados
  • 12.000 jinetes
  • Número desconocido de Aes Sedai
  • 41.000 soldados
  • 26.000 jinetes
Resultado

Bando victorioso

  • Numerosas bajas

Bando derrotado

  • Numerosas bajas
  • Ejército dispersado
  • Amalasan es capturado
El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.